Material recomendado por la profesora: Carmen Cambron Infante

Textos informativos

1.-MODELADO CON ARCILLA
Materiales necesarios
Arcilla o barro (al principio no hace falta ser muy quisquilloso con el tipo o la marca)
Vaciadores para barro
Palillos de modelar barro
Rodillo o similar para amasar
Alambre fino, un hilo de unos 40 cm aproximadamente
Alambre grueso, para obras de gran tamaño
Alicates para poder cortar los alambres
Cuchillo
Agua

1.-Crear la idea. El primer paso, como en la mayoría de ramas de Bellas Artes, es componer nuestra figura mental plasmándola en un boceto del que luego iremos tomando prestados fragmentos para darle volumen.
Algunos artistas prescinden del boceto en papel y optar por ir creando libremente sobre el barro, haciendo una maqueta en tres dimensiones , en una escala iferior de lo que posteriormente será la obra agrandada. Lo recomendable es, por lo menos al principio y hasta que cojamos soltura modelando, pasar por ambos procesos.
2.-Seleccionar cantidad. Lo más normal es que hayamos comprado un bloque muy grande, para partir un fragmento lo mejor es utilizar un hilo de alambre para cortar un cuadrante. Luego podemos ir añadiendo nuevos trozos sobre la pieza.
Si la obra fuera muy grande o con partes alargadas muy finas lo más recomendable es revestir su interior con una estructura de alambre grueso. No hay que hacer el mismo dibujo que el acabado final, con una simple guía de metal será suficiente. Los gruesos se pueden unir enrollándolos con más alambre fino. Si queremos agilizar el peso de nuestra escultura también podemos usar algún tipo de malla de alambre como en esta imagen.
3.-Pasamos a modelar barro. Sobre este esqueleto añadimos los trozos de barro que previamente debemos haber amasado, bien con el rodillo o con nuestras propias manos. Si el barro está demasiado duro podemos añadirle un poco de agua para rehidratar el bloque y que se maneje mejor.
Vamos añadiendo pedacitos de barro a la pieza e integrándolos con los dedos y con ayuda de los palillos de modelar barro.
Si queremos retirar la masa sobrante lo ideal es utilizar las herramientas de vaciado. Hay de muchas formas para crear diferentes huecos en la escultura.
No hay una única superficie de acabado, por tanto tenemos que escoger cual nos conviene más para nuestra obra. No tiene por qué acabar siendo una escultura lisa regular, o llena de pequeños surcos, una de las mejores características de esta técnica es la creatividad que presenta de principio a fin.
Una vez seca y cocida la escultura de barro se denominará terracota.Consejos para modelar barrro
Si queremos continuar en esta técnica es importante disponer de una amplia gama de vaciadores y palillos para poder crear diversos efectos y para utilizar en cada momento el apropiado sin tener que perder demasiado tiempo en rectificar la silueta que deja uno que no nos conviene para ese momento. Para ello os recomendamos los estuches como este. En tu tienda de Bellas Artes predilecta, Totenart, disponemos de más variedad de estuches y packs para modelar barro, solo tienes que preguntarnos.Notas sobre la conservación: Si vamos a dividir el trabajo en varios dias es importante mantener la pieza bien hidratada. Para ello lo mejor es conservarla entre plásticos y aplicando sobre ella una fina capa de agua antes de guardarla.

Por si alguien tiene alguna duda más, hemos seleccionado este video para ejemplificar cada uno de los pasos que os he ido comentando en este tutorial sobre cómo modelar barro.
https://youtu.be/nPO7rHGSRUQ

 

2.-TÉCNICA DEL SOCARRAT:

Cerámica siglo XIV, origen Paterna

Surgieron a raíz de hacer unas placas de arcilla de 30 cm x 40 cm y 2 cm de grosor,

se ponían entre las vigas de los techos para reforzarlos. Después se decoran, para ello

aplican un engobe blanco (técnica cerámica no decorativa que permite colorear y

recubrir una pieza ).

Se trata del método cerámico cromático más antiguo que utilizó el hombre antes

de la invención del esmalte. Su aspecto visual e mate y su composición es arcilla blanca,

caolín, cuarzo, feldespato, ácido de cinc y pigmento colorante , en el caso de que hay

que darle color. Una vez aplicado el engobe blanco se esparce el dibujo medieval y

se pinta con óxido de hierro (rojizo) , oxido de magnesio ( negro ) y alguna vez

óxido de cobalto ( azul).

3.- ELEMENTOS PRINCIPALES DE LA CERÁMICA

“TIERRA, AGUA, AIRE Y FUEGO”

 

TIERRA: El ingrediente principal de la alfarería es la ARCILLA. Las arcillas también suelen contener cuarzo y mica. Aunque la naturaleza sigue produciendo arcilla, la mejor para la alfarería es la preparada. La arcilla puede ser de varios colores: blanca, amarilla, marrón y negro. Estos tonos no influyen en la plasticidad o la estabilidad, sino que proceden de la adicción de óxidos. Tenemos que diferenciar entre arcillas plásticas y las aplásticas. La arcilla aplástica o gruesa es la que usan los alfareros para tornear. La arcilla plástica que contiene poca arcilla refractaria, no se usa para tornear por los problemas que da en el secado, se reduce el volumen y pueden aparecer grietas. Tiene otros usos.

Desde la arcilla húmeda hasta la pieza cocida, la contracción rueda en torno a un 10%. Si se conserva en un recipiente hermético puede guardarse durante toda el tiempo que desees.

AGUA: La arcilla no solo contiene agua, sino también agua unida a elementos químicos y se evapora durante la cocción. Cuantos más minerales contenga la arcilla más plástica es y más agua tiene.

Durante la cocción el agua se evapora lo que significa que las piezas se experimentan una ligera reducción de tamaño.

Si un objeto de alfarería no está seco, el vapor explota y lo quiebra.

AIRE: Cuanto más gruesa y húmeda es la arcilla, mayor es la reducción. Por lo tanto las piezas pueden deformarse fácilmente e incluso agrietarse, si el secado no es uniforme. Para el secado hay que evitar las corrientes de aire para que no sea rápido. La situación es similar con platos y bandejas grandes, el borde se seca más deprisa que el centro y se agrieta. Una solución es colocar los objetos sobre yeso o periódico, cambiarlos de posición para conseguir que se sequen muy lentamente. Cuando las pezas estén secas, manéjalas con cuidado. Más vale dejar que la pieza esté bien seca que introducirla en el horno estando todavía húmeda.

FUEGO: El agua se evapora a una temperatura entre 180 ºC  y 250 ºC. Si hay bolsas de aire en la pieza pueden causar problemas. Para evitarlo hay que calentar el horno muy despacio.

Entre 450ºC y 600º el agua se desprende y la tierra se convierte en cerámica. El calor debe aplicarse lentamente para que las piezas salgan intactas hasta llegar a los 900ºC, 950ºC. Si se desea aplicar un esmalte, el recipiente debe volver al fuego para la cocción del vidriado.

Al igual que tuvimos que ser pacientes durante la cochura inicial, con el vidriado debemos esperar a que se enfrié.

4. MOLDEAR CON ARCILLA

 

Las técnicas esenciales para trabajar la arcilla son el amasado y la aplicación de barbotina.

 

AMASADO :

 

Es tan esencial como la elección del tipo correcto de arcilla. No puede pararse por alto. Sus objetivos principales también son hacer la arcilla más plástica y moldeable, además, se eliminan las burbujas de aire que existen incluso en el material especial.

Dichas burbujas pueden tener un efecto destructivo durante la cocción. Se expanden a altas temperaturas y pueden romper fácilmente una pieza si no se eliminan a través del casco poroso.

Para un buen amasado, se corta un trozo de arcilla, se pone encima de la loneta, se golpea, se amasa en la mesa y se enrolla sobre si misma como la cascara de un caracol. Es importante trabajar solo en una dirección, para impedir la entrada de más burbujas de aire.

 

BARBOTINA:

 

La barbotina es arcilla fina lavada con mucha agua. Se necesita este tipo de arcilla pegajosa para añadir tiras de arcilla, crear losetas y hacer reparaciones.

Al trabajar la arcilla observará que hay fragmentos de la misma que se secan muy deprisa. Se guardan en un recipiente y añada agua hasta el borde. Un par de horas después, estos residuos secos se habrán convertido en una pasta arcillosa, blanda o barbotina.

Se puede añadir nuevos fragmentos y cubrirlos con agua.

La barbotina debe tener una consistencia pastosa no líquida. Las piezas moldeada que van a ensamblarse se raspan con un palillo de modelar, se recubren de barbotina y se unen mediante una suave presión.

Para que la unión sea perfecta, añade una tira delgada de arcilla en los puntos de conexión.

La Barbotina sobrante de las juntas se deja secar y se elimina con una rasqueta.

 

Nunca pueden unirse dos piezas sin que haya una conexión de barbotina y la consecuencia es un desastre durante la cocción.

             

Trabajos terminados

Videos